martes, 3 de junio de 2008

Hablemos del Tren de Alta Velocidad

Bizitza trena bada
joanean dijoana
joan dijoana, joan dijoana...
Bizitza trena bada
joanean dijoana
Non da iragana?
Denbora joana.
(Alaitz eta Maider: Tren leihotikan begira)



Leyendo vuestros comentarios al apunte de ayer he encontrado un guante y lo recojo. De acuerdo: olvidemos el Factor E y hablemos del Tren de Alta Velocidad. Empezad, si queréis, poniendo en duda la idoneidad de esa denominación. A partir de ahí, el espacio os corresponde, si bien recuerdo que se puede debatir vivamente sin necesidad de descalificaciones personales. Yo esta vez me pongo el uniforme de equidistante y me limito a decir que me parece tan respetable la postura favorable como la contraria.


Como modo de debate os propongo el siguiente: imaginad que tenéis que convencer sobre lo positivo o lo negativo (lo que penséis) del proyecto a una persona indecisa o, simplemente, falta de información. ¿Qué argumentos pondríais sobre la mesa o, en este caso, sobre el blog?