jueves, 23 de septiembre de 2010

La huelga interminable

No se molesten en preguntar. Ya saben lo que hay hasta, por lo menos, una semana después del 29-S. Y eso que algunos amanuenses acusan ya el cansancio de pontificar sobre la misma idea. “Huelga a la huelga”, provoca bostezos en ABC José María Carrascal. “El 29, inmovilidad de la movilidad”, se hace el chisposo Antonio Burgos, también en el vetusto diario. Hasta Carlos Dávila se repite a sí mismo en sus anuncios del apocalipsis en La Gaceta: “Atención, que esto se está poniendo –no podía ser de otra forma– rojo. De rojo semáforo, o sea, de mucho peligro. Ellos, a parar el país y la gente, acochinada en casa. ¿Qué hará la Policía de Rubalcaba?, ¿se enfrentará a los piquetes? ¿A que no?”

Lee el resto en el blog de Público