sábado, 25 de septiembre de 2010

Un mindundi sin mochila

Luz roja, sirena histérica, calavera con dos tibias cruzadas. Todas las advertencias son pocas frente a lo que viene a continuación. ¿A santo de qué tanto aviso? Se harán una idea después de arrastrarse sobre la prosa biliosa del chusquero de mindundis Iñaki Ezkerra en La Razón, que homenajea así a Labordeta: “Tampoco me ganó su mochila. He visto a demasiado sinvergüenza con mochila en mi vida y en mi tierra como para conmoverme con ese utensilio y ver en él un símbolo de libertad. Con mochila me llevaban los curas del cole al monte para poner ikurriñas e inculcarme el desprecio a España. Con mochila huyen los alumnos de ETA a Francia y vuelven sus maestros para matar”.

Lee el resto en el blog de Público