sábado, 18 de diciembre de 2010

Discrepancias I

Tenía pensado dedicar estas líneas a contestar al parlamentario del PSE Carlos Gorostiza, que el viernes me hizo protagonista -cuánto honor- de un post en el que demostraba su profundo desconocimiento sobre mi persona (¿Cuándo he conducido yo programas en ETB?) y, lo verdaderamente preocupante, sobre qué mano mece la cuna del txori. Tengo mucho y muy sustancioso que contar al respecto. 22 años, el último de ellos bajo la actual dirección, dan para un Espasa. De todos modos, incluso aunque no hubiera pisado la casa, tendría toda la información necesaria sobre cómo se gestó la entrevista a Rufi Etxeberria en Radio Euskadi. Sólo hay que sumar dos o tres cabos para imaginarlo. Lo dejo para otro rato, porque como sugería al principio, la intención inicial ha quedado en segundo plano gracias a un comentario dejado en ese mismo apunte por el también parlamentario socialista Óscar Rodríguez.

Copio y pego: "Me irrita un poco tanto guante blanco, cuando el fondo del pozo es negro, negro. No sé por qué me da que acabas de dar inicio al principio de una gran enemistad...eso sí, respetuosa! Será lo que toca, amigo Carlos. Abrazo". Se refería Rodríguez al cruce educado de comentarios anteriores entre Gorostiza y yo mismo. ¿Pozo negro? ¿Enemistad? Eso infería de la pura y simple manifestación -versallesca, por demás- de una discrepancia entre el autor del blog y servidor, que contestaba por alusiones.

No le habría dado la menor importancia si hubiera firmado cualquier otro. Me dolió, sin embargo, que eso lo sostuviera Óscar Rodríguez, a quien aprecio personalmente y a quien siempre he sacado la cara frente a quienes opinaban de él a través de prejuicios. Ahora esos prejuicios aparecen en alguien con el que he mantenido una relación siempre respetuosa y, cuando se ha dado el caso, cordial. Ya conté por ahí que no tengo amistades íntimas con ningún político, pero hay muchísimos de todos los partidos por los que siento una enorme simpatía personal que va más allá de las ideas. Óscar es uno de ellos. ¿Cómo puede ver en mi un enemigo? Estoy muy lejos de ese sentimiento. Y quería dejarlo por escrito en público. Aunque por su parte ya no sea mutuo.